Artesanía Pueblos Blancos

Artesanía Pueblos Blancos

Arte y tradición centenaria

Artesanía en la serranía: «Arterranía»

La artesanía y la tradición están muy ligados al mundo rural, a los pueblos y a las materias primas naturales que se encuentran en el entorno cercano.

Los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz tenemos multitud de expresiones artesanales. En nuestro caso, la marroquinería es el sector que más alcance internacional ha tenido, pero hay otras artesanías no menos conocidas. Las Mantas de Grazalema, carpintería, cerámica, manufacturas con mimbre, esparto, bordados y un largo etcétera.

Artesanía Pueblos Blancos
MANUFACTURAS EN PIEL

La marroquinería, con Ubrique como su capital mundial, comienza su desarrollo allá por el S. XVI. Tras la reconquista, castellanos, mudéjares y genoveses comienzan a establecer los cimientos de una industria que hoy en día es el referente mundial en el lujo en piel. Actualmente, con casi 70M € en producción exportada, es un sector líder en Andalucía. También está a punto de obtener la Indicación Geográfica Protegida (IGP) por la Unión Europea. En la década de los 60 del S. XX algunos fabricantes se trasladaron a Prado del Rey, hasta entonces más dedicado a la agricultura, pero que supo acoger esta industria convirtiéndola en uno de sus pilares económicos, junto a la carpintería y, últimamente, el turismo.

Un visita imprescindible es la del Museo de la Piel en Ubrique. Ubicado en un antiguo convento, nos muestra el mundo de la marroquinería

Manos y magia en la piel
Museo de la piel de Ubrique

La manta y paños de Grazalema fueron muy conocidos entre los siglos XVII y XIX, siendo esta localidad uno de los principales centros manufactureros de productos de lana en España, llegando a emplear a más de 9000 personas. Gracias a la pluviosidad de la Sierra de Grazalema, la lana gana en calidad y suavidad, facilitando su tratamiento.

Actualmente sólo produce mantas la empresa Artesanía Textil de Grazalema, la empresa textil artesanal más antigua de España. La fábrica actual sigue manteniendo las prácticas artesanales que hicieron famosas las mantas de Grazalema. Las etapas del proceso de fabricación son las mismas de antaño y constituyen una auténtica tradición artesanal. En el marco de esta tradición ancestral, la empresa ha sabido crear en las últimas décadas una serie de nuevos productos tales como bufandas, capas, gorros, gorras, corbatas, chales, chaquetas, cerilleras, austriacas y bailarinas.

Parte de la producción de mantas se exportan a países como Australia, Inglaterra o Países Bajos.

Telar de mantas
Mantas de Grazalema

El corcho es una material muy maleable y abundante en este rincón de Andalucía. Entre las provincias de Cádiz y Málaga, el Parque Natural de Los Alcornocales comienza, en su límite norte, en el término municipal de Prado del Rey. Es uno de los bosques más meridionales y extensos de Europa de la especie Quercus suber, que produce un corcho de excelente calidad debido a las condiciones climáticas y de humedad proporcionada por la cercanía del Mediterráneo y del Atlántico.  La explotación intensiva del corcho comenzó en el S. XIX y su principal destino era la producción de tapones para el sector vinícola. Actualmente sus usos se han diversificado y la artesanía ha resurgido con productos como bolsos, vestidos, zapatos e innumerables objetos como cucharas, distintos recipientes, etc.

Alcornoque
Alcornoque

La carpintería tiene mucho arraigo en casi todos los pueblos. En Prado del Rey es un sector muy desarrollado, contando con maestros artesanos del mueble y la ebanistería, que han ido transmitiendo sus conocimientos a sus aprendices y, actualmente, hay talleres y fabricas instaladas con una producción de mucha calidad.

Las manufacturas en esparto, mimbre, enea o palma las podemos encontrar en todas las poblaciones, aunque cada vez quedan menos artesanos. Son materiales muy comunes en el entorno y muy dúctiles, que permiten elaborar multitud de utensilios cotidianos como cestos, sombreros, bolsos, alpargatas, etc. Normalmente están a la venta y no es extraño que los propios artesanos estén fabricándolos de cara al público.

Una curiosidad no menos interesante es la fabricación de instrumentos musicales. En El Gastor es original la «Gaita Gastoreña». Consta de una lengüeta simple, un tubo sonoro de madera agujereado en su parte superior e inferior y un pabellón de resonancia constituido por un cuerno. (Wikipedia).

En Algodonales es mundialmente conocida la fabricación de guitarras. Valeriano Bernal fue un luthier reconocido mundialmente y actualmente su hijo Rafael, las fabrican artesanalmente siguiendo el Sistema Valeriano. Flamencas, clásicas y acústicas, han seducido a los mejores guitarristas y cantantes del mundo.

Visítenos en Hotel Del Carmen para vivir la experiencia de primera mano, conocer las tradiciones y también llevarse un bonito recuerdo de su visita a los Pueblos Blancos de Cádiz


Documentación:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *