Salinas Romanas de Iptuci

Salinas Romanas de Iptuci

Salinas de interior con 3000 años de historia

En las Salinas Romanas de Iptuci se muestran los procesos artesanales de extracción y depuración de la sal en sus diferentes tipos, procedentes del corazón de la sierra gaditana y manteniendo las antiquísimas tareas tradicionales desde hace siglos.

Salinas Romanas de Iptuci en Prado del Rey

A pocos kilómetros de Prado del Rey, en el límite norte del Parque Natural de Los Alcornocales, encontramos estas salinas de origen fenicio. Más tarde los romanos siguieron explotando y actualmente son las únicas salinas de interior que siguen activas en la provincia de Cádiz.

Junto a las salinas, se encuentran los restos de la ciudad de Iptuci, en un promontorio muy cercano llamado Cabezo de Hortales. Aunque se han encontrado vestigios del Neolítico, la explotación de este y otros manantiales salinos cercanos ha sido continuo a lo largo de la historia. Los restos romanos datan del S. II d.C. y fueron los que construyeron la infraestructura de balsas, canales, acueductos y pozas que sigue siendo la misma hoy en día. Durante la época romana las salinas alcanzaron gran importancia debido a su uso como conservante de alimentos y a su uso como medio de pago. La ciudad de Iptuci llegó a acuñar su propia moneda. Fue también asentamiento árabe hasta la llegada de los cristianos que la destruyeron.

Acueducto y conducción de agua hasta las pozas

Ya es la cuarta generación de la misma familia y hace unos años restauraron las instalaciones para hacer más productiva la explotación. Al mismo tiempo organizan visitas guiadas en las que el dueño le explicará el método ancestral de extracción de la sal en sus diferentes etapas. Todo el proceso es manual, sin mecanizar, tal como lo hacían los romanos de la época.

Del manantial brota un caudal constante de agua salada con una concentración de sal 28 gr/l, además de otros minerales, lo que viene a dar una producción anual de unas 300 toneladas sólo en los meses de verano. Además de la sal gorda se extraen flor y escamas, muy apreciados en la alta gastronomía. En las mismas instalaciones puede adquirir estos productos directamente.

Balsas y pozas de origen fenicio y romano

Entre las actividades que se realizan en las Salinas de Iptuci están unas catas de sal y cena a la luz de las velas en las noches de verano. Un evento muy solicitado, con poco aforo y de una plasticidad espectacular.

Visitar las Salinas Romanas de Iptuci es dar un salto en la historia al origen de nuestros ancestros. Una visita accesible con niños que disfrutarán en un entorno natural rodeado de encinas, alcornoques, quejigos, olivos y variedad de aves.

Reserva en Hotel Del Carmen y concierta tu visita a las Salinas Romanas de Iptuci

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *